En post anteriores hablamos sobre la psicología del color y de cómo estos impactan en nuestro cerebro, hoy hablaremos sobre la psicología de la tipografía.

Al igual que los colores, la tipografía también despierta en nosotros ciertas emociones dependiendo de sus características.

Este tipo de fuentes aparecieron en la época en la que se tallaban en bloques de piedra. Por esta razón se le introdujeron remates (las serifas) en los bordes de las letras.

Las solemos percibir como tradicionales, serias, respetables, institucionales o corporativas.
Aquí podemos encontrar fuentes como Times New Roman, Courier, Book Antigua.

Se dividen en dos grandes estilos: Egipcias y Romanas. 

– Egipcias: Transmiten fuerza, precisión y contundencia. El detalle de serif forma un ángulo recto con las partes perpendiculares de la letra y mantiene el mismo grosor en todas sus partes.

– Romanas: Generan sensaciones de clase, formalidad, tradición, religiosidad y delicadeza. En el caso de las Romanas Antiguas, el serif se afina a medida que llega a los extremos. Mientras que en Romanas Modernos, mantiene el mismo grosor.

Tipografía San Serif

Conocidas como fuentes de palo seco, por no poseer serifa, aparecieron en Inglaterra entre 1820 y 1830. Se les suele asociar con la tipografía comercial, pues son buenas para impresión de etiquetas y embalajes. Además, son ideales para visualizaciones en pantallas ya que son legibles aún en tamaños pequeños.

La psicología de la tipografía indica que transmiten modernidad, alegría, seguridad, fuerza y dinamismo. Y, en ocasiones, minimalismo o neutralidad. Las fuentes más conocidas son Arial, Helvética, Tahoma.

Tipografía Script o manuscrita

Se asemejan a la caligrafía, tienen un toque de cursiva. Por lo general, se utilizan en títulos o firmas pues los trazos finos pueden hacer que se pierda legibilidad del texto.

Estas fuentes transmiten elegancia, creatividad y afecto. Algunos ejemplos son Brush, Gótica y Vivaldi.

Tipografía fantasía

Esta tipografía no se ajusta a ninguna de las clasificaciones anteriores. Casi siempre se crean con un fin específico y no tienen en cuenta la legibilidad.

Es la categoría que más variedad tiene y, posiblemente, la más atractiva. Se suele usar en logotipos ya que marcan la diferencia frente al resto de tipografías. Según la psicología de la tipografía, este tipo de fuentes aportan más personalidad.

psicología-de-la-tipografía
psicología-de-la-tipografía

Hasta acá el post de hoy, ¡espero que te haya gustado! 

Nos leemos!

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Categorías: Diseño

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.